Sunday, August 23, 2009

La parabola de la abeja

Resulta que el dia en que Dios estaba creando los insectos se encontro con un gran dilema. Una de las moscas que habia sido creada no estaba satisfecha con su condicion. Esta era la primera vez que esto sucedia. Todas las demas moscas seguian volando, congregandose alrededor de charcos o lugares baldios, comiendo lo que encontraban y estaban satisfechas. Pero ella rehusaba sseguir haciendo lo mismo, pues pensaba que merecia algo mejor. Dios pensaba que esta mosca tenia mucho orgullo, asi que la mando a llamar y le pregunto que deseaba. Mosca, con mucha osadia pero con respeto, contesto que deseaba volar mas alto que los demas insectos. Despues de meditar un poco, Dios le dio lo que pedia; le dio unas alas mas largas que las demas moscas, de modo que pudo volar y andar por el mundo visitando bellos lugares. Fue asi que se encontro con el escarabajo, y vio que este se vestia de brillantes colores. Entonces Mosca se sintio deprimida, pues pensaba que ella era palida y fea. Asi que volvio a la presencia de Dios y le pidio que la hiciera hermosa. Una vez mas Dios le concedio lo que queria y la hizo vestir de colores dorados y brillantes, de modo que Mosca resplandecio mas que las demas de su genero. Y Mosca siguio su curso por el mundo hasta que un dia se encontro con la mariposa y vio que esta volaba por sobre hermosas flores, sin ningun afan. Y Mosca penso que deseaba vivir cerca de las flores, al igual que la mariposa, pues estas eran bellas y emitian una agradable fragancia. Entonces Dios le concedio que de alli en adelante viviera en los jardines y en los campos y no andara mas errante por el mundo sino que estuviera cerca de las flores que tanto amaba. Pero para entonces Mosca ya era tan diferente de las demas que Dios la llamo "Abeja". Un dia, Abeja vio a la avispa y vio que esta era la mayor de las creaciones de insectos que Dios habia hecho. Era brillante como la abeja, tenia alas largas que le permitian volar lejos y amaba las flores. No obstante ella tenia un poder que la abeja no tenia: un aguijon mortifero para defenderse de los demas insectos. Entonces una vez mas, Abeja fue a la presencia de Dios y le pidio que la hiciera fuerte y mortifera como la avispa. Y ya no queria ser mas abeja. Pero Dios rehuso, pues ya habia dado demasiados talentos a la Abeja. Pero Abeja insistio e insistio hasta que finalmente le concedio lo que queria. Sin embargo, Abeja pronto se dio cuenta de que el aguijon que habia pedido era mas una carga que una bendicion pues Dios habia decretado que el dia que lo usara moriria. Y asi fue que cuando la ocasion se presento, Abeja uso su aguijon y murio, y desilusionada volvio a la presencia de Dios.
Fue entonces que Dios se compadecio de ella, le dio un aguijon nuevo, le dijo que ya nunca mas moriria y la mando de nuevo al mundo, pero ya era demasiado diferente de una abeja, asi que la llamo Avispa.

"Dios", pregunto ella, "por que no me hiciste avispa desde el principio?"

El le miro tiernamente por un rato y contesto: "Si te hubiera hecho avispa desde el principio no hubieras entendido el dolor que sienten las moscas, no hubieras volado tan lejos como vuelan las abejas y no hubieras conocido la satisfaccion que se siente que te sea retirado el incomodo aguijon y te sea dado uno nuevo!"

No comments:

Post a Comment

Post a Comment